viernes, 19 de diciembre de 2008

Piñera. Escribe Pamela Jiles

Antes de conocer a Sebastián Piñera tuve el placer de departir con su padre, don José, que en plena dictadura me invitaba a tomar el té a su departamento en El Golf.

Era un caballero con mucho mundo, que se manchaba las camisas con mermelada de ciruelas, un señor ilustrado, nervioso, interesante, sin pelos en la lengua, que no se hacía problemas de pelar directamente a sus hijos y a la madre de éstos, de la que se había separado siendo ambos ancianos, en no muy buenos términos según su propia versión.

También conocí a don Bernardino, el tío cura del actual candidato, siendo yo una adolescente, cuando mis abuelos lo contrataban para ir a decir misa a nuestro fundo familiar. Curiosamente, mis padres y abuelos son completamente agnósticos pero propietarios de una capilla de más de doscientos años adosada a nuestra casahacienda.

Una vez al año, don Bernardino era convocado para alegría de los inquilinos que aprovechaban de bautizar sus guaguas, hacer la confirmación y confesarse. Recuerdo que llegaba de buen humor, exigiendo su cazuela de pava, de la que se comía tres platos una vez concluida la tarea apostólica.

A Sebastián Piñera lo conozco hace dos décadas. Lo entrevisté unas diez veces por lo menos para diversos canales de televisión: lanzándose en parapente, cocinando huevos fritos, afeitándose semidesnudo en el baño principal de su casa de Camino La Viña sólo cubierto por una toalla –debo consignar que yo estaba completamente vestida-, en un set con bailarinas emplumadas, ejercitando su laxa musculatura en un gimnasio, acompañado de dos de sus hijos, o mostrándome su dormitorio y su enorme cama matrimonial [la misma en que se reunió con Andrés Velasco y Pérez Yoma cuando estaba convaleciente de su cirugía estética], en fin, en las más curiosas situaciones.

Todas esas entrevistas tenían por objeto –para mí- hablar de política y -para él- mostrar aspectos desconocidos de su personalidad. En materias sociales, legislativas, económicas o de política internacional, Piñera es conocido entre los periodistas como "livianito", un señor con ideas más vistosas que profundas, que no se sale de un decálogo de frases populistas y en ningún caso muestra la consistencia de un estadista. En cambio, cuando se trata de exhibirse como personaje mediático se convierte en un entrevistado creativo, generoso, articulado, dispuesto a todo y que jamás elude las preguntas complicadas, tanto así que hasta hoy me recrimina cierta indiscreción que según él lo obligué a cometer en un programa en directo y que le trajo algunos problemas familiares.

Creo conocer lo suficiente al actual candidato a la presidencia como para afirmar que Miguel Juan Sebastián Piñera Echenique es muchas cosas, pero sobre todo un travesti. No sólo por el detalle patético de que usa tacos altos, se somete a cirugías estéticas –cualquier día se pone tetas- y se pasea por los canales de televisión con un estuche de cosméticos en la cartera.

Piñera es un travesti en el plano social. Un tipo que creció en una familia de estricta clase media, que no tiene la cultura de su padre ni el encanto deschavetado de su madre, y que desde temprano mostró tendencia al arribismo. Siempre soñó con tener estatus.

Sus compañeros del Verbo Divino lo recuerdan como un alumno desmesuradamente competitivo que vivía obsesionado con ganar los primeros puestos, tener acceso al poder económico, codearse con los chilenos de estirpe, comprarse una identidad aristocrática. Desde joven era entrador, práctico y realista. Captó sin demora que carecía de la brillantez intelectual de su hermano José y también que le costaba sofisticar sus gustos y modales más allá de lo cosmético, pero se hizo millonario gracias a la dictadura de Pinochet, a través de negocios especulativos, sin haber creado fuente de trabajo alguna y profitando de las obscenas reglas laborales impuestas por su hermano ministro, regalón del tirano.

Lo triste es que ni todo su poder adquisitivo puede comprar clase, cosa que a sus sesenta años cree haber obtenido mientras la oligarquía tradicional chilena lo considera hasta hoy un aparecido, siútico, mal agestado, sin cuello y con los bracitos cortos, algo chabacano, farandulero y muy poco fino, particularmente cuando ostenta sus millones, sus propiedades y sus ganancias.

Piñera es un travesti en el plano de la seducción. A Sebastián no le iba muy bien con las mujeres. De joven era feúcho, bajito y mal hecho, además de indiferente a los encantos femeninos. Cuando le resultaban sus escarceos con alguna muchacha, resultaba ser demasiado popular para sus planes de subir en la escala social, así que se casó con su primera polola oficial, una joven sin alcurnia como él, pero perfecta para ejercer de la clásica esposa medio pelo, dispuesta a anularse sin tregua para dedicarse a su familia y a apoyar a su marido en el proyecto de convertirse en nuevo rico.

Hoy, dicen que se siente sexy. El dinero lo ha transformado en un galán. Le gusta rodearse de mujeres atractivas, como Pía Guzmán –antes de la debacle-, Lily Pérez, y, sobre todo, la estupenda Carmen Ibáñez. Eran íntimos amigos, inseparables, veraneaban juntos incluso, hasta que algún acontecimiento misterioso quebró esa cercanía.

Piñera es un travesti en el plano de los negocios. Dicen que el actual magnate y candidato era gerente general del viejo Banco de Talca cuando éste quebró estrepitosamente. No debe haber sido muy brillante su gestión si esos fueron los resultados. Pero claro, entonces administraba la plata de otros.

Es un experto en fusionar empresas y volverlas monopólicas, obteniendo así enormes elusiones tributaria al absorber las pérdidas de unas con las utilidades de otras.

Piñera es un travesti en el plano intelectual. Astuto, rápido, inquieto, no es, sin embargo, un tipo culto. En su juventud se empeñó en convertirse en el más morenito de los neo capitalistas de su generación que fueron a doctorarse a los Estados Unidos. Tal cosa fue posible para él, gracias al pituto espectacular que le proporcionaba su hermano José, que ya era el mejor alumno en Harvard, muy bien considerado por el cuerpo académico y directivos de esa universidad.

Fue el pivote perfecto para hacer fortuna junto con la hornada de nuevos ricos que apareció en los ochenta, en plena dictadura.

Sus temas e intereses no van mucho más allá de las ventajas de la economía de mercado. No es un conocedor del arte ni de otras disciplinas del saber. Prefiere los best-sellers a lecturas más complejas. Según él, toda buena idea debe caber en una hoja tamaño carta. Y –como conoce sus limitaciones culturales-se siente más cómodo en escenarios superficiales, frívolos, que en alguno en que puedan ponerse a prueba sus conocimientos.

Piñera es un travesti mediático. Convencido de que es algo así como el Berlusconi del tercer mundo, el candidato del neoliberalismo concentra todos sus esfuerzos en el trabajo mediático, es uno de los máximos personajes de la farándula nacional, y al mismo tiempo abomina de ese género e intenta "domesticarlo". Adquirió un canal y se compró también unos cuantos ejecutivos de la industria televisiva con el objeto de que apoyen centralmente su campaña. Para él, los medios de comunicación deben usarse como difusores del pensamiento único, conservador, retardatario, consumista, xenófobo y arribista, todo lo cual él considera "moderno".

Entiende como fundamento de la sociedad democrática el que los ciudadanos son consumidores. Los consumidores determinan la producción mediante su demanda. Consumidor y elector son –desde la óptica piñerista– la misma cosa.

Cada individuo elige con total libertad los bienes que puede comprar [si eres pobre, te endeudas] así como elige a sus representantes en el gobierno, en el parlamento y en el municipio. Pero esta doble calidad de consumidores y electores pasa a ser peligrosa para sus intereses en la medida que el rating, el zapping y el telecomando comprometen la exhibición continua de las miserias de los estigmatizados sectores populares, las enormes falencias de la democracia, los actos de corrupción de los políticos [sobre todo los de su bando], la verdadera ideología autoritaria de la derecha y, quién sabe, hasta la posibilidad de liderazgos completamente distintos a los oficiales.

Ahora usa su canal para posar de estadista, serio y profundo, cuando en 1992 todos fuimos testigos del bochornoso episodio en que insultaba de la manera más vulgar a su correligionaria Evelyn Matthei y complotaba contra ella usando un vocabulario muy poco caballeroso.

Piñera es un travesti político. Dice que votó por el NO. ¿Producto de una tendencia mitomaníaca y de una innegable habilidad para construirse leyendas? Probablemente, porque tal cosa es abiertamente contradictoria con su irrestricto apoyo al régimen militar y el silencio que mantuvo durante dos décadas respecto de la tortura y los asesinatos políticos.

Lo que no cabe duda es que se trata del mayor de sus rasgos de travestismo: fue pinochetista desde 1973 hasta 1988, fecha en la que según él pasó a ser "humanista cristiano". Pero tras esa oportuna epifanía no entregó su aporte a la construcción de la democracia sino que asumió como la mano derecha del candidato de Pinochet a la presidencia: Hernán Büchi. En 1989, el travesti Piñera derrochó entusiasmo como Jefe de Campaña del continuismo dictatorial.

Tampoco se afilió al partido que recoge la vertiente "humanista cristiana" que él dice profesar –la DC-sino que se sumó al aparato político que se creó para salvaguardar "la obra" de Pinochet durante la transición: Renovación Nacional. En 1995 promovió la amnistía de los crímenes de la dictadura y en el 2005 los militares en retiro apoyaron su candidatura tras recibir su compromiso de aplicar la prescripción de los asesinatos políticos. Voltereta sobre voltereta: este pinochetista arrepentido, ha vuelto a valorar los supuestos méritos del régimen militar la semana recién pasada.La inconsistencia parece ser el sello personal de Piñera. Su sed de dinero, posición y poder lo han transformado en una caricatura de sí mismo, un pelele sonriente que vende una pomada jabonosa, contradictoria y oportunista. Un travesti.

Escribe Pamela Jiles


.

jueves, 23 de octubre de 2008

El Ministro Velasco no dice la Verdad sobre las AFP

El Ministro de Hacienda, Andrés Velasco, ha declarado que "Los fondos de los trabajadores de Chile están a buen recaudo. Es importante entender que las personas que están prontas a la edad de jubilación están por ley en el fondo E, que no tiene acciones, y por ende está resguardado de estas turbulencias."


Eso no es verdad. Evidentemente no están a buen recaudo fondos que desde el inicio de la crisis el 25 de julio del 2007 y hasta el 20 de octubre del 2008 han reconocido pérdidas reales de -26,41% del fondo total. Mal puede considerar esa pérdida como insignificante, puesto que el presupuesto del estado chileno del 2007 alcanzó a 17 billones de pesos. Hay que tener cuidado con el Ministro Velasco, porque ojalá que no tenga también el presupuesto nacional a tan buen resguardo que mañana nos diga que se lo ha farreado en la bolsa.


El Ministro debe explicarles a los ahorrantes el el fondo A, que a agosto eran 1,3 millones de personas, como es posible que fondos tan biuen resguardados hayan perdido un -40,58% de su valor en pocos meses. Algunos afiliados de mayores ingresos han perdido ¡40, 60 y en algunos casos más de 80 millones! ¿Que laya de resguardo es esa? Debe explicar a los 3,7 millones de personas que tienen sus ahorros en el fondo B que tan bueno es este resguardo que en un año les ha hecho perder -31,22% de sus fondos.


Francamente la capacidad dialéctica del Ministro debe ser notable - por algo es profesor de Harvard - para explicar a 5 millones de chilenos que le vienen creyendo desde hace un año y se quedaron en el fondo A y B, como es posible que fondos a tan buen resguardo hayan perdido entre un tercio y un 40% de su valor en pocos meses. Dijo asimismo algo como que al traer los fondos a Chile iban a ganar por la depreciación de nuestra moneda - que es responsabilidad asimismo de él. Por cierto que todos los cálculos anteriores de pérdidas ya toman en consideración ese factor ¡Como sería si no hubiese depreciado la moneda en un 20% desde que se inició la crisis!


Tampoco dice la verdad cuando afirma que están a buen resguardo las personas próximas a jubilar. Algunos pocos afiliados tienen sus ahorros en el fondo E, que efectivamente constituye un buen resguardo y no ha perdido nada en el curso de la crisis. Sin embargo, son solo 68 mil, el 0,74% del total de cuentas, de los cuales apenas 7 mil son mayores de 55 años. Es decir, solo 7 mil personas mayores de 55 años tienen sus ahorros a buen recaudo en el fondo E. Ellos constituyen sólo el 1% de este ramo de edad. Todo el resto, es decir el 99% de las personas próximas a jubilar tienen sus ahorros en fondos que han sufrido pérdidas más o menos cuantiosas. En los fondos A y B hay más de 73.000, es decir diez veces más que en el E, y ellos han perdido entre un tercio y un 40% de sus fondos. Otras 246 mil personas mayores de 55 años tienen sus ahorros en el fondo C que ha perdido un -20,72% de su valor hasta el día de hoy. Eso es lo que Velasco llama "a buen recaudo."




miércoles, 1 de octubre de 2008

Sobre las transformaciones de la TV en chile.

El Mostrador. 25 de Septiembre de 2008

Cómo los poderes fácticos digitan la reforma a la TV

La guerrilla subterránea entre Cortázar y Vidal que tensiona a Bachelet


Los primeros días de Octubre entrará en el parlamento la ley que modifica al CNTV y que puede cambiar el escenario sobre el que se mueve toda la televisión en Chile. El ADN presidencial quisiera otorgar subsidios a canales regionales y acabar con las concesiones indefinidas. Pero los barones de la industria –Claro, Piñera y la Iglesia Católica- tienen de su parte a René Cortázar, quien ha ganado terreno suficiente a Francisco Vidal para aprobar una ley que mantenga el statu quo.

Felipe Saleh

Respecto a la televisión en Chile, la presidenta Michelle Bachelet tiene un sueño: que el Estado entregue subsidios a canales regionales y comunitarios, que las nuevas concesiones se entreguen en base al interés público que ofrezcan sus dueños, y que en definitiva los actuales contenidos puedan convivir con una oferta más amplia. “Que siga al aire Animal Nocturno al tiempo que pueda estar Carlos Peña en televisión” es la consigna, resumida por una fuente de La Moneda. Además, Bachelet quisiera terminar con las concesiones indefinidas que tienen los actuales operadores de televisión, limitándolas a un plazo renovable de 10 años.

El sueño presidencial podría dejar de ser una quimera si estas condiciones logran ser incluidas en el proyecto de ley para reformar el Consejo Nacional de Televisión (CNTV). El jueves 4 de septiembre, durante la ceremonia en que se entregaron los fondos concursables del CNTV, el ministro Francisco Vidal dijo que cambiar la ley que regula la televisión, sería un debate “más difícil que la Reforma Agraria”. Nadie entendió la analogía, salvo los directores de los cuatro canales de televisión abierta más grandes, que guardaron un discreto silencio.

El ventrílocuo de Piñera

La Asociación Nacional de Televisión (ANATEL) ha guardado un discreto silencio en relación a estos temas, que cambiarían notoriamente el escenario en el que han trabajado y ganado dinero sin contrapeso durante los últimos 50 años. La industria sólo se ha pronunciado respecto de la norma técnica para implementar la televisión digital porque sienten que en relación a los temas “de fondo” pueden estar tranquilos.

Para transmitir sus intereses políticos al seno del gobierno tienen un puente de plata en René Cortázar, ministro de Transportes y Telecomunicaciones. Cortázar fue director de TVN, asesor de Canal 13 y El Mercurio. “Cortázar de ninguna manera está a sueldo de los canales pero se lleva muy bien con el mundo ligado a Icare, y la Fundación Paz Ciudadana”, dice una fuente del CNTV.

Si Vidal y los asesores presidenciales, como el director de la Secretaría de Comunicaciones Juan Carvajal, apoyan el sueño bacheletista, Cortázar a su turno se encarga de convertirlo en pesadilla. En el despacho presidencial el ministro le ha hecho saber a Michelle Bachelet lo peligroso que es aprobar una ley que disgusta a la industria. La industria en la práctica tiene nombre y apellido: Sebastián Piñera (CHV), Ricardo Claro (Mega) y la Iglesia Católica. “La imagen de Ricardo Claro alegando por el derecho de propiedad o de la Iglesia acusando el destape socialista igual preocupa a la Presidenta”, dice un testigo de las discusiones que se han dado en Palacio sobre este tema. En este círculo comentan la molestia de Vidal por la excesiva llegada que tiene Jaime de Aguirre, director ejecutivo de Chilevisión, amigo de Cortázar y “el ventrílocuo de Piñera”, según ha dicho el vocero a sus más cercanos.

La ley corta

Por otro lado, el “interlocutor” de la Iglesia ha sido el ministro José Antonio Viera-Gallo. Desde la Secretaría General de la Presidencia, el ministro, reconocido puente de plata entre La Moneda y el cardenal Francisco Javier Errázuriz, se ha encargado de alinear los votos en el Congreso. Según fuentes de Palacio, Viera-Gallo ha conversado con el Cardenal Errázuriz, máxima autoridad de Canal 13, para consultar su posición respecto de un cambio en las reglas del juego, y aunque la Iglesia esté de acuerdo con ajustar los contenidos, teme que la entrada de nuevos actores pueda hacer aún más precario el equilibrio financiero de la industria y del propio “canal del angelito”.

Una de las estrategias usadas por Cortázar y Viera-Gallo para hacer pasar coladas las preocupaciones de la industria fue hacer ver a la Presidenta que es mejor aprobar una “ley corta”, que solamente indique cómo otorgar las nuevas concesiones, y en vez de subsidios directos, reasignar la entrega de fondos que actualmente hace el CNTV. “Una ley a lo gatopardo, que seguramente no pasará el Parlamento”, dicen en el círculo de Vidal, confiados en que la palabra “regionalista” entusiasme a los parlamentarios en el Congreso, ya que el proyecto sea cual sea, necesita quórum calificado.

En ese sector del Ejecutivo no están dispuestos a desperdiciar lo que califican como una “oportunidad” de generar un gran cambio social a través de la reforma a la televisión. Por eso, cuando Cortázar le ha advertido a Vidal (ambos tienen que firmar la ley) sobre una posible “guerra” con la industria, el vocero (aficionado a la épica militar) según testigos ha dicho “ya estamos en guerra”.

“Vidal no es Andrade”

Durante casi dos años, Vidal fue presidente del directorio de TVN. En este tiempo sintió que el canal estaba “capturado” por sus ejecutivos y la necesidad de autofinanciarse. Igual que la Presidenta, sueña con un programa político en horario “prime” o un espacio para niños los fines de semana sin comerciales. Estos y otros puntos como la obligación de rendir cuenta anual frente al Congreso del Director Ejecutivo de TVN, están en el proyecto de ley para regir al canal, que será presentado junto al que reforma el CNTV.

Pero en este combate que esencialmente es para “demostrar que podemos gobernar y no solamente administrar”, según una alta fuente de gobierno, Francisco Vidal está debilitado frente a Cortázar. Aunque todavía no se sabe cuánto afectarán en su credibilidad las revelaciones en torno al préstamo del BID, el ministro de Transportes lleva un amplio terreno ganado. Ya logró eclipsar todo lo que había hecho el subsecretario Pablo Bello convenciendo a la Presidenta de hacer cambios sustanciales al esquema de televisión. “Cortazar es un ministro sumamente pertinaz, disciplinado y trabajador. En este caso tiene el apoyo de los canales. Si al frente tenemos a Vidal, que aunque pueda ser asesorado no tiene el mismo peso. Vidal no es Andrade, que le ha ganado rounds a Velasco”, dice un testigo de las negociaciones.

El vocero tiene apoyo en el mundo cultural, los académicos y el CNTV, que a pesar de ser un ejemplo muy ilustrativo del cuoteo político, tiene a sus miembros con matices, alineados en torno a las intenciones de Vidal. La Presidenta ha usado sus prerrogativas para obligar a que Cortázar oiga con detención a este grupo. En los últimos meses el ministro se ha juntado dos veces con Jorge Navarrete, presidente del CNTV. Navarrete ha hecho detalladas minutas con sus planteamientos, pero en su entorno dudan que Cortázar los haya tomado en cuenta.

Por último, Bachelet está presionada por sus propios aliados en este tema, quienes prometen hacer críticas públicas si la ley no los satisface.

“Quisiéramos que la Presidenta fuera consecuente con lo que ha planteado, con la relevancia que le ha dado al tema y con su percepción de lo que está pasando con los medios en Chile. Lo que el gobierno proponga tiene que ser lo más cercano al máximo y no ir ya negociado con lo que se cree que no va a poder pasar, que es lo típico”, dice uno de los asesores de Vidal.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Yo no soy Piel Roja pero tampoco entiendo.

DECLARACIÓN DE AMOR A LA NATURALEZA
LA CARTA DEL CACIQUE SEATTLE

En 1854, el "Gran Jefe Blanco" de Washington, el presidente de EEUU Franklin Pierce hizo una oferta para comprar una gran extensión de territorio indio y prometió una "reserva" para el pueblo piel roja. El jefe Seattle de la tribu Suwamish de los territorios de lo que hoy a venido a ser el estado de Washington, en el noroeste de EEUU, contestó con ésta carta, que ha sido considerada como la más bella y profunda declaración de amor a la naturaleza y el medio ambiente.

¿Cómo puede usted comprar o vender el cielo, o el calor de la tierra? La idea resulta extraña para nosotros. Si no nos pertenecen la frescura del aire ni el destello del agua, ¿cómo nos los podrían comprar ustedes? Cada partícula de esta tierra es sagrada para mi pueblo. El majestuoso pino, la arenosa ribera, la bruma de los bosques, cada insecto que nace, con su zumbido...es sagrado en la memoria y la experiencia de mi pueblo. La savia que recorre los árboles, lleva los recuerdos del piel roja.
Los muertos del hombre blanco se olvidan de su tierra natal cuando se van a pasear entre las estrellas. Nuestros muertos jamás se olvidan de esta hermosa tierra, porque es ella madre del piel roja. Somos parte de la tierra y ella es parte nuestra. Las perfumadas flores son nuestras hermanas. El ciervo, el caballo, el águila majestuosa...son nuestros hermanos. Las rocosas cumbres, el olor de las praderas, el calor corporal del potrillo, y el hombre: todos pertenecemos a la misma familia. Por eso, cuando el "Gran Jefe" de Washington nos manda decir que desea comprar nuestra tierra, es mucho lo que está pidiendo de nosotros. El "Gran Jefe" dice que nos reservará un lugar, de forma que vivamos cómodamente. Él será nuestro padre y nosotros seremos sus hijos. Por eso, estamos considerando su oferta de comprar nuestra tierra. Pero no va a ser fácil, porque esta tierra es sagrada para nosotros. El agua centelleante que corre por los arroyos y los ríos no es solamente agua: es sangre de nuestros antepasados. Si nosotros les vendemos la tierra, ustedes deberán recordar que es sagrada, y deberán enseñar a sus hijos que es sagrada, y que cada imagen que se refleja en el agua cristalina de los lagos, habla de acontecimientos y recuerdos de la vida de nuestro pueblo. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.
Los ríos son hermanos nuestros, mitigan nuestra sed, conducen nuestras canoas, alimentan a nuestros hijos. Si les vendemos nuestra tierra, ustedes deberán recordar y enseñar a sus hijos que los ríos son hermanos nuestros y hermanos de ustedes. Y deberán darles en adelante la atención que se merece un hermano.
Sabemos que un blanco no entiende nuestra manera de ser. Un pedazo de tierra, para él, es igual que el siguiente. Él es como un extraño que llega durante la noche y arranca de la tierra lo que necesita y se va. No mira a la tierra como a una hermana, sino como su enemiga. Y cuando la ha conquistado, la abandona y se marcha a otra parte. Deja atrás las tumbas de sus padres, y no le importa. Viola la tierra de sus hijos y no le importa. Olvida la tumba de su padre y los derechos de sus hijos. Trata a su madre la tierra y a su hermano el cielo como cosas que pueden comprarse, saquearse, ser vendidas, como carneros o relucientes abalorios. Su apetito devorará la tierra, pero detrás sólo quedará desierto.
No sé, Nuestras costumbres son diferentes a las de ustedes. La imagen de sus ciudades hiere la mirada del piel roja. Pero, posiblemente el piel roja es salvaje y no entiende. No hay tranquilidad en las ciudades del blanco. No hay en ellas lugar donde se pueda escuchar el rumor de las hojas en primavera, o el susurro de las alas de un insecto. Pero quizá digo esto porque soy salvaje y no entiendo. En sus ciudades el ruido sólo insulta a los oídos. ¿Cómo sería la vida si el hombre no pudiera escuchar el grito solitario de la chotacabras o la animada conversación nocturna de los sapos en las ciénagas? Yo soy piel roja y no entiendo. El indio ama el sonido suave de la brisa al deslizarse delicadamente sobre la superficie de la laguna, o ese olor característico del viento purificado por la llovizna mañanera y perfumada por la esencia de los pinos. El aire es precioso para el piel roja, porque todas las cosas comparten el mismo aliento. La bestia, el árbol, el hombre...todos compartimos el mismo hálito. El hombre blanco parece no darse cuenta de que respira el aire. Como un ser que agoniza largamente, es insensible al mal olor. Pero, si nosotros les vendemos nuestra tierra, ustedes deberán recordar que el aire es precioso para nosotros. Que el aire comparte su espíritu con toda la vida que él sustenta. El aire que permitió su primer aliento a nuestro abuelo, también recibe su último suspiro. Y si nosotros les vendemos nuestra tierra, ustedes deberán mantenerla intacta y sagrada, como un lugar a donde el hombre blanco pueda ir a saborear el viento purificado por el perfume de las flores. De manera pues, que nosotros estamos considerando su oferta de comprar nuestra tierra. Si decidimos aceptar, lo haremos con una condición: el hombre blanco deberá tratar como hermanas a las bestias de estas tierras. Yo soy un salvaje y no entiendo otra forma de pensar. He visto miles de búfalos pudriéndose en la pradera, abandonados por los blancos después de balearlos desde un tren en marcha. Yo soy un salvaje y no entiendo cómo el humeante caballo de hierro puede ser más importante que el búfalo, al que nosotros sacrificamos sólo cuándo lo necesitamos para subsistir. ¿Qué es el hombre sin las bestias? Si todas ellas desaparecieran, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu. Porque, cualquier cosa que les ocurre a las bestias, enseguida repercute en el hombre. Todos los seres estamos mutuamente vinculados.
Ustedes deberán enseñar a sus hijos que la tierra que pisan, son las cenizas de nuestros abuelos. Deberán honrar la tierra. Dirán a sus niños que la tierra está enriquecida con la vida de nuestros parientes. Enseñarán a sus hijos lo que hemos enseñado a los nuestros: que la tierra es nuestra Madre. Todo lo que sucede a la tierra sucede también a sus hijos. Cuando los hombres escupen sobre el suelo, escupen sobre sí mismos. Nosotros sabemos esto: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Nosotros sabemos esto: todas las cosas están intercomunicadas, como la sangre que une a una familia. Todo está unido. El hombre no trama el tejido de la vida. Él es, sencillamente, uno de sus hilos. Lo que él hace a ese tejido, se lo está haciendo a sí mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios camina y habla con él como amigo a amigo, puede exceptuarse de este destino común. Es posible que seamos hermanos, a pesar de todo. Veremos. Nosotros sabemos algo que el hombre blanco descubrirá algún día. Que nuestro Dios es el mismo Dios. Ustedes piensan ahora que él es propiedad de ustedes de la misma forma que desean ser propietarios de nuestras tierras. Pero no puede ser. Él es el Dios de todos los seres humanos, y su compasión es la misma tanto par el piel roja como para el blanco. La tierra es preciosa para él, y hacer daño a la tierra es un enorme desprecio para el Creador. Los blancos también desaparecerán. Tal vez antes que las demás tribus. Ensucia tu propia cama y cualquier noche te verás sofocado por tus excrementos. Pero, en tu agonía, brillarás fulgurantemente abrazado por la fuerza del Dios que te trajo a esta tierra y quien, para algún propósito especial, te dio dominio sobre la misma y sobre el piel roja. Este destino es un misterio para nosotros, ya que nosotros no entendemos cuando los búfalos son sacrificados, los caballos domados, las esquinas secretas de los bosques impregnadas por el olor de muchos hombres y la vista de las montañas mancilladas por las alambradas. ¿Dónde está el bosque? ¿Dónde está el águila? ¡Desaparecieron!
Es el final de la vida, el comienzo de la supervivencia.

lunes, 15 de septiembre de 2008

La violencia como expresión de los que no tienen nada.

Es cierto que la violencia “política”, hoy no tiene nada de político, en el sentido de transformación social. No creo que sea ese el sentido. También es cierto que la violencia política organizada es anacrónica con los tiempos, con el juego establecido de la democracia. Sin embargo no detenerse en el porqué se produce es un error de proporciones, y el dar explicaciones sencillas como la nostalgia de algunos por otros tiempos, por una suerte de nostalgia revolucionaria, también lo es.

Hoy, 12 de septiembre veremos, como todos los años, analistas de distintos tipos haciendo referencias acerca de los acontecimientos del 11. Por lo demás abundaran las criticas, los reproches sociales a los “anarquistas” o “delincuentes” protagonistas de los diversos actos de violencia, donde se connotaran poblaciones como Lo Hermida, villa Francia, La Victoria u otras, haciendo muy gráficamente un mapa regional de estas localizaciones que muestran como es un efecto desparramado en la región y que se concentra el las comunas de la periferia. Raramente muy pocos se detendrán en lo evidente. La concentración de estos actos de violencia se da en poblaciones pobres, de alto estigma social.

Hoy en día, la opinión general dirá que los desordenes ya no tienen que ver con Allende y nuestra historia pasada, que son lumpen, delincuentes, jóvenes y niños que no vivieron esa parte de la Historia, y creo que es cierto, sin embargo tienen algo en común y algo que les moviliza. Son lo que hoy no tienen nada, son los excluidos del sistema social, los que conviven en getos que no les permite subir la mirada. Son aquellos afectados por el transantiago, lo que viven diariamente la precariedad de la Educación Chilena, son los allegados, los “proletarios” en el sentido mas estricto de la palabra, aquellos que solo tienen su prole. Pero además, son aquellos que tienen rabia, porque sino por rabia se podrían hacer dichas atrocidades, son los que no ven alternativas, son los que nadie quiere cerca. También son los que no confían en nadie, ni en el gobierno, ni en la casta política, en las normas sociales, ni en las promesas, ni siquiera creen en ellos mismos, ni en sus familias.

Al ver el mapa de desordenes, muy bien expuestos por nuestros medios de comunicación, vemos un síntoma claro de la contradicción de nuestro sistema social, que les pide éxito económico, poder de consumo, y no les da ninguna herramienta para conseguirlo. Modelo que no valora nada que no este relacionado con el consumo, dan lo mismo valores, sentidos de vida, vocación y otros términos, anacrónicos, dirán algunos. Hoy se les pide algo que ellos nunca conseguirán, y lo saben. Mientras se les muestra como muchos otros lo tienen todo.

Termino estas pocas letras contradiciendo las primeras. Los desordenes no son justificables, no son la forma. Sin embargo tienen un sentido político muy profundo. Si las lumbreras, las vanguardias, aquellos que tenemos la responsabilidad política de gobernar, no entendemos la necesidad de cambios estructurales que hagan de este modelo algo mas justo, que den valor a otros elementos mas allá de las grandes cifras, habremos fracasado en nuestra batalla política, que hoy por hoy, tampoco ha mostrado su sentido de transformación de la sociedad.

Victor Acuña Jiménez

domingo, 7 de septiembre de 2008

Respecto de la Solidaridad

Vale la pena preguntarse respecto de la solidaridad.... Que significa esa tan alta palabra.
¿Tiene algo que ver con la Justicia?

DECLARACIÓN DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE CUBA

El pasado miércoles 3 de septiembre, a las 4:45 pm, el secretarioasistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, ThomasShannon, entregó al Jefe de la Sección de Intereses de Cuba enWashington la Nota Verbal No. 646, en la que plantea "su más profundopesar por la destrucción causada por el huracán Gustav" y afirma quelos Estados Unidos estarían preparados para ofrecer al pueblo de Cuba"ayuda humanitaria inmediata e inicial de suministros de auxilio através de una organización apropiada de ayuda internacional".

Una Nota idéntica fue enviada con posterioridad al Ministerio deRelaciones Exteriores por la Sección de Intereses de los EstadosUnidos en La Habana.

En dicha Nota, el gobierno estadounidense solicita además al Gobiernocubano que "permita que un grupo de evaluación humanitaria visite Cubapara inspeccionar las áreas afectadas y evaluar adecuadamente los daños".

El sábado 6 de septiembre, a las 8:55 am, el Ministerio de RelacionesExteriores trasmitió al Departamento de Estado, a través de la Secciónde Intereses de Cuba en Washington, y simultáneamente a la Sección deIntereses de los Estados Unidos en La Habana, su Nota No. 1866 en laque agradece las expresiones de pesar del Gobierno de los EstadosUnidos por la destrucción causada en nuestro país por el huracán Gustav.

Dicha Nota señala también que Cuba no necesita la asistencia de ungrupo de evaluación humanitaria para valorar los daños y necesidadespues cuenta con los especialistas suficientes, los cualesprácticamente han concluido dicha labor.

La Nota del Ministerio de Relaciones Exteriores expresa además que siel Gobierno de los Estados Unidos tiene una real voluntad de cooperarcon el pueblo cubano ante la tragedia del huracán, se le solicita quepermita la venta a Cuba de materiales indispensables y suspenda lasrestricciones que impiden a las compañías norteamericanas ofrecercréditos comerciales privados a nuestro país para comprar alimentos enlos Estados Unidos.

En ese país se ha desatado en las últimas horas un amplio debatepúblico acerca de la posición que debería adoptar su gobierno ante los severos daños causados por el huracán Gustav en Cuba.

En la tarde del 4 de septiembre, el candidato presidencial demócrata,Barack Obama, solicitó una suspensión, por no menos de 90 días, de las restricciones a los viajes y al envío de remesas y ayuda a susfamiliares en Cuba por parte de los cubanos residentes en los Estados Unidos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores considera que las restricciones a los viajes y remesas de los residentes en los Estados Unidos de origen cubano nunca debieron aplicarse. No es Cuba sino los EstadosUnidos quien priva de ese derecho a las personas de origen cubano.

Si por razones humanitarias se restablecieran esos derechos a los cubanos, no habría forma de explicar que se mantuviera dicha prohibición, igualmente injusta y discriminatoria, para los ciudadanos estadounidenses.

Hoy, cuando el oriente del país ya está en alerta ciclónica ante la amenaza del huracán Ike, tan poderoso como el Gustav, Cuba reafirma que, en realidad, lo único correcto, ético, apegado al Derecho Internacional y a la voluntad casi unánime de la Asamblea General de las Naciones Unidas, sería eliminar total y definitivamente el férreoy cruel bloqueo económico, comercial y financiero aplicado durante casi medio siglo contra nuestra Patria, que incluye la persecución de las operaciones comerciales y financieras cubanas en terceros países y que, según cálculos conservadores, provoca anualmente daños superioresa los producidos por el huracán Gustav.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba
6 de septiembre de 2008

martes, 26 de agosto de 2008

¿Qué pasaría? Mario Benedetti

¿Qué pasaría si un día despertamos
dándonos cuenta de que somos mayoría?

¿Qué pasaría si de pronto una injusticia,
solo una, es repudiada por todos,
todos que somos todos, no unos,
no algunos, sino todos?

¿Qué pasaría si en vez de seguir divididos
nos multiplicamos, nos sumamosy restamos al enemigo
que interrumpe nuestro paso?

¿Qué pasaría si nos organizáramos
y al mismo tiempo enfrentáramos
sin armas, en silencio,
en multitudes, en millones de miradas
la cara de los opresores,
sin vivas, sin aplausos, sin sonrisas,
sin palmadas en los hombros,
sin cánticos partidistas, sin cánticos?

¿Qué pasaría si yo pidiese por vos
que estás tan lejos, y vos por mí
que estoy tan lejos,
y ambos por los otros que están muy lejos
y los otros por nosotros aunque estemos lejos?

¿Qué pasaría si el grito de un continente
fuese el grito de todos los continentes?

¿Qué pasaría si pusiésemos el cuerpo
en vez de lamentarnos?

¿Qué pasaría si rompemos las fronteras
y avanzamos y avanzamos
y avanzamos y avanzamos?

¿Qué pasaría si quemamos todas las banderas
para tener solo una, la nuestra, la de todos,
o mejor ninguna porque no la necesitamos?

¿Qué pasaría si de pronto
dejamos de ser patriotas para ser humanos?

No sé... me pregunto yo, ¿qué pasaría?


Mario Benedetti

miércoles, 6 de agosto de 2008

Derecho al delirio



Eduardo Galeano

**********
Ya está naciendo el nuevo milenio. No da para tomarse el asunto demasiado en serio: al fin y al cabo, el año 2001 de los cristianos es el año 1379 de los musulmanes, el 15114 de los mayas y el 5762 de los judíos.

El nuevo milenio nace un primero de enero por obra y gracia de un capricho de los senadores del imperio romano, que un buen día decidieron romper la tradición que mandaba celebrar el año nuevo en el comienzo de la primavera. Y la cuenta de los años de la era cristiana proviene de otro capricho: un buen día, el papa de Roma decidió poner fecha al nacimiento de Jesús, aunque nadie sabe cuándo nació.

El tiempo se burla de los límites que le inventamos para creernos el cuento de que él nos obedece; pero el mundo entero celebra y teme esta frontera.

Una invitación al vuelo.

Milenio va, milenio viene, la ocasión es propicia para que los oradores de inflamada verba peroren sobre el destino de la humanidad, y para que los voceros de la ira de Dios anuncien el fin del mundo y la reventazón general, mientras el tiempo continúa, calladito la boca, su caminata a lo largo de la eternidad y del misterio. La verdad sea dicha, no hay quien resista: en una fecha así, por arbitraria que sea, cualquiera siente la tentación de preguntarse cómo será el tiempo que será. Y vaya uno a saber cómo será. Tenemos una única certeza: en el siglo veintiuno, si todavía estamos aquí, todos nosotros seremos gente del siglo pasado y, peor todavía, seremos gente del pasado milenio.

Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea. En 1948 y en 1976, las Naciones Unidas proclamaron extensas listas de derechos humanos; pero la inmensa mayoría de la humanidad no tiene más que el derecho de ver, oír y callar. ¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito?
Vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible:

* el aire estará limpio de todo veneno que no venga de los miedos humanos y de las humanas pasiones;

* en las calles, los automóviles serán aplastados por los perros;

* la gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por la computadora, ni será comprada por el supermercado, ni será mirada por el televisor;

* el televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia, y será tratado como la plancha o el lavarropas;

* la gente trabajará para vivir, en lugar de vivir para trabajar;

* se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir nomás, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega;

* en ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo;

* los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas;

* los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas;

* los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos;

* los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas;

* la solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo;

* la muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes, y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero;

* nadie será considerado héroe ni tonto por hacer lo que cree justo en lugar de hacer lo que más le conviene;

* el mundo ya no estará en guerra contra los pobres, sino contra la pobreza, y la industria militar no tendrá más remedio que declararse en quiebra;

* la comida no será una mercancía, ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos;

* nadie morirá de hambre, porque nadie morirá de indigestión;

* los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle;

* los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos;

* la educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla;

* la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla;

* la justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda;

* una mujer, negra, será presidenta de Brasil y otra mujer, negra, será presidenta de los Estados Unidos de América;

* una mujer india gobernará Guatemala y otra, Perú;

* en Argentina, las locas de Plaza de Mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria;

* la Santa Madre Iglesia corregirá las erratas de las tablas de Moisés, y el sexto mandamiento ordenará festejar el cuerpo;

* la Iglesia también dictará otro mandamiento, que se le había olvidado a Dios: "Amarás a la naturaleza, de la que formas parte";

* serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma;

* los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos son los que se desesperaron de tanto esperar y los que se perdieron de tanto buscar;

* seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de justicia y voluntad de belleza, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo;

* la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses;

* pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero.


viernes, 18 de julio de 2008

Carta a Aporrea de un Cubano bajo una dictadura

Oscar Luis Gongora Fonseca
Estimado Aporrea.Te escribo desde Cuba en un rincón oscuro del planeta que favorece al terrorismo, te cuento que mientras redacto estas letras subversivas, escondido en el Bunker de mi casa, con mucho cuidado no vaya ser que la policía secreta me atrape, mi Cuba dictatorial amaneció hoy bajo el yugo de la opresión como siempre, imagínate que es tanto el daño psicológico a nuestro pueblo, que en las calles no hay ni un solo niño pidiendo limosna, pues este Gobierno despótico prohíbe mendigar, y aplica a todos una sanción elevadísima, la pena por esta falta, es que ¡obligan a los niños a estudiar¡ y escucha bien, mañana y tarde, con almuerzo o merienda garantizada, ¡qué bárbaros!, a todos les dan uniforme y eso no es todo, ¡es gratis¡ desde el circulo infantil hasta la ¡universidad¡, y salen con una cantidad de conocimientos, que se le ha otorgado por la UNESCO el primer lugar en Latinoamérica, en enseñanza primaria, ¿no crees que esto es suficiente para que nos bloqueen? ¡Claro!.
Te advierto que no se te ocurra venir por aquí pues en las calles las personas están como locas, hacen deshacen a sus antojos, y no hay policías que le repriman, no hay ni un solo asalto, yo mismo me meto en callejones a altas horas de la noche ¿tú crees eso? Ni en un solo primero de mayo salen los carros bombas a despejar a los millones que salimos, a desfilar por nuestros derechos, que de paso te cuento que nos son violados, mira un ejemplo es que no solo se le da un año de maternidad con retribución a las madres antes y después del embarazo, no, no, ¡a los padres también!, y las vacaciones son obligatorias, y si te enfermas, te visitan al hospital o a la casa, claro para controlarte.
Luego de trabajar muchos, muchos años, te jubilan y te pagan ¡como si estuviera trabajando!, y la Seguridad Social es exigente, no hay un solo ancianito que se libre de la misma, le han aumentado el sufrimiento, pagándoles más, ¿entiendes? Ah, tienen a unos muchachos que le llaman médicos del alma, que atienden a todos, desde un discapacitado, hasta una madre con un niño con problemas graves de enfermedad, esto sin contar que a la madre le pagan todo un salario, mira yo no sé pero me estoy volviendo loco.

La medicina es gratis, si, gratis, y nada que se te mete el médico en la casa y te revisa de abajo a arriba, y te obligan a ir para el Hospital, a mi hermana la han operado cuatro veces, y ni un centavo hemos pagado, no crees que eso es para volverse loco, ¡claro que tienen que bloquearnos!

Pero eso no es todo yo no pagué ni un centavo por mi educación y soy Abogado increíblemente esta dictadura se aprovecha de mí, y me pide que le sea fiel, ¡qué hipocresía! Y para colmo puedo seguir estudiando de gratis.

Estimado amigo Aporrea, espero que te des cuenta que nos bloquean porque nos tienen subyugados de Derechos Elementales, atosigados de protección, nos enseñan una ideología del bien para el bien, y eso, amigo mío, esta mal, muy mal, por eso te pido que me ayudes y circule esta carta por el mundo y que conste que solo son pequeños ejemplos de lo que es capaz de hacer una "dictadura socialista" pues tendría que llenar miles de millones de metros de papel para demostrarte la cantidad de "atropellos" que cometen contra nosotros.

Atentamente.
Oscar Luis.

miércoles, 9 de julio de 2008

Carta de Salvador Allende desde el Paraíso

Por Frei Betto

Para: Compañeros y compañeras

Estimados: He sabido que ustedes están preparando celebraciones por los cien años de mi nacimiento. Si estuviera entre ustedes, el Che Guevara en junio cumpliría 80 años. Además, le he acompañado en sus merecidos homenajes en el sitio.

Ustedes deben saber que desde la década de 1970 soy un aficionado a la informática. Fui el primer residente de América Latina en adoptarla. Gracias a un voluminoso computador y a una red de máquinas de télex -el proyecto Cybersyn- mi gobierno manejaba la economía de Chile. Ahora quizás el Internet les ayude a entender mejor la comunicación entre las vidas terrestre y eterna. Desde aquí veo la emisión y al emisor. Desde ahí ustedes ven la emisión, no el emisor. Y todo en tiempo real, lo cual desafía la incredulidad de muchos…
Converso con frecuencia con Perón, Jango y Arbenz sobre nuestros gobiernos. No estábamos preparados para implantar el socialismo por decreto. Intentamos poner un remiendo nuevo en un año viejo, observó el otro día San Pedro al lamentar, en una pesca, el fracaso de la Unidad Popular. Hizo bien Fidel, acotó Bolívar, que movilizó al pueblo y cambió la naturaleza y el carácter del Estado. Nuestra falla, opinó Paulo Freire (es muy animador convivir en la eternidad con toda esta gente), fue no haber hecho un intenso trabajo de formación y organización popular. Había algo de mesiánico en aquella izquierda de los años 60 que se constituía en "vanguardia del proletariado". Sólo olvidamos decirle al proletariado que él: 1) era una clase teóricamente revolucionaria; 2) tenía una vanguardia dispuesta a llevarlo al socialismo.

En esa brecha las fuerzas burguesas y conservadoras lograron abrir un foso entre la izquierda y el pueblo. Aquellos que en la Tierra ya pasaron de la edad media y hoy tienen cabellos blancos se acuerdan de que algunos de nosotros cometían la tontería de asociar izquierdismo y ateísmo en un continente en que hasta la cordillera de los Andes se reconoce como Pacha Mama. ¿Cómo hacer política popular en México sin la bendición de la Señora de Guadalupe?

En un mundo bipolar, calentado por la Guerra Fría, no había espacio para transiciones democráticas. Por eso no hubo dificultad para que el fantasma del comunismo asustara mentes y corazones. Como no había bases populares concientizadas y organizadas, las condiciones objetivas, piensa Lenin, no se sumaron a las subjetivas. Y eso facilitó la secuencia de golpes militares que ahogaron América del Sur en el período más sombrío de su historia, sólo comparable los primeros años de la colonización ibérica, cuando los pueblos indígenas fueron masacrados. Marx comentó conmigo que en los años 70 sólo no hubo golpe en los Estados Unidos, porque en Washington no hay embajada usamericana…

No evité la dictadura de Pinochet (además puedo asegurar que él no se encuentra aquí con nosotros; no sé qué habrá sido de él), pero salvé mí coherencia de vida y de principios. No me arrepiento de haber luchado hasta el fin. Un militante de izquierda, insiste el Che, puede perderlo todo, incluso la vida, menos la moral.

El ciclo de las dictaduras militares atrasó en todos los sentidos el proceso civilizatorio de nuestros países. Ni desde el punto de vista capitalista tuvo éxito. Erigió la corrupción como intrínseca a la acción política del Estado, endeudó a nuestros países y desencadenó inflaciones enormes. Sin hablar de las atrocidades cometidas.

Acabadas las dictaduras vino el ciclo de los gobiernos neoliberales, con los mismos dueños del poder, ahora disfrazados de demócratas. Y nuestros países fueron gobernados por figuras siniestras y corruptas como Collor en Brasil, Menem en Argentina, Fujimori en Perú, Carlos Andrés Pérez en Venezuela…

Ahora se inaugura el tercer ciclo de estas últimas décadas: el democrático-popular. Miro con alegría y optimismo los gobiernos de Chávez, Lula, Morales, Correa y Lugo. La elección de Ortega en Nicaragua y la prometedora transición de poder en Cuba, rumbo al perfeccionamiento del socialismo, son también indicios de esa Primavera Democrática que florece en gran parte de América Latina, repudiando el Alca y estrechando lazos de solidaridad entre nuestros pueblos a través del Alba, del Mercosur, de la UnaSur de la Telesur, etc.

Lo bueno de vivir en la eternidad es que desde aquí se observa mejor lo que pasa en la Tierra. No sólo los agujeros en la capa de ozono, sino también los que ponen en peligro este nuevo ciclo. Desde la altura de mis 100 años debo alertar a esos nuevos gobernantes -elegidos para llevar a cabo cambios estructurales- que ésta es una oportunidad única para hacerlo por la vía democrática y pacífica. Por lo cual, en la relación entre gobernante y gobernados no cometan el error de confiar sólo en las instituciones vigentes, como el parlamento. Maquiavelo me recuerda que estar en el gobierno no coincide necesariamente con estar en el poder. ¡Y yo que lo diga! Asegurar la gobernabilidad dando preferencia al parlamento es correr el riesgo de tornarse rehén de partidos acostumbrados a sobrevivir políticamente a la sombra del Ejecutivo, pero sin la menor sintonía con nuestro propósito de construir el socialismo a largo plazo.

Si pretenden escapar de ese peligro, aseguren la gobernabilidad también con el apoyo y movilización de movimientos sociales organizados en barrios, iglesias, sectores de trabajo. Fortalezcan los sindicatos combativos, el movimiento estudiantil, las ONGs confiables. Apóyense en los sintierra y sintecho; en los movimientos indígenas, negros, de género y de derechos humanos. Cuanto más organizada esté la sociedad civil, más empoderamiento popular habrá. ste es el camino para la democracia participativa. Apóyense en partidos ideológicamente consistentes (traten de crearlos, en caso de que no existan), desarrollen un intenso trabajo de formación de militancia, no cometan el grave equívoco de, confiando en su propio carisma, ceder a la tentación del neocaudillismo y suprimir las mediaciones institucionales entre gobernante y gobernados. Sepan que los pobres no se contentan con discursos sectarios, sino con la conquista de derechos elementales, como alimentación, salud y educación. No basta con asegurarles, a través de políticas compensatorias, un ingreso que los libre de la miseria. Es necesario adoptar políticas emancipatorias, de modo que tengan acceso a los medios de producción, como la tierra, y puedan generar su propio ingreso, sin permanecer dependientes del Estado.

No confundan, como hicieron muchos de mi generación, el tiempo personal con el tiempo histórico. Aunque no participen en la cosecha, estén dispuestos a morir como semillas. Pongan las condiciones adecuadas para que América Latina se libre de la injerencia de la Casa Blanca y de las oscilaciones económicas de los países metropolitanos. Infundan en el pueblo, sin caer en la xenofobia, un profundo sentimiento de soberanía e independencia.

Pongan en la agenda los grandes temas de la coyuntura internacional. Gandhi está escandalizado con el hecho de discutir tanto sobre la producción de etanol, alimento para 800 millones de vehículos automotores, sin que se discuta cómo nutrir a 854 millones de personas en situación de desnutrición crónica, ni una alternativa a este modelo individualista que insiste en definir al ser humanos como un animal dotado de seis piernas…

Tomen en sus manos la bandera de la preservación del medio ambiente, que sensibiliza a pobres y ricos. Impidan que la Amazonía sea devastada por madereros, cazadores, mineros, acaparadores latifundistas. Protejan los derechos indígenas, atrévanse a promover la reforma agraria, inviertan abundantemente en educación y salud de calidad.

Conmemoren mis 100 años con la mirada en el futuro, convencidos de que el socialismo es el nombre político del amor.

¡Ánimo!
Desde la Tierra sin males,
Salvador Allende
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...